Preguntas Frecuentes

Home / Comunidad / Preguntas Frecuentes
¿Es lo mismo esterilidad que infertilidad?

Si bien suelen utilizarse como sinónimos, lo correcto es referirse a la infertilidad para aquellas parejas que tienen dificultades en lograr el embarazo pero que potencialmente pueden lograrlo, mientras que la esterilidad se refiere a la imposibilidad de tener hijos (ej. por extirpación de ambos ovarios, o del útero).

¿Qué es la infertilidad primaria y secundaria?

Nos referimos a infertilidad primaria cuando no hubo antecedentes de embarazos, mientras que la infertilidad secundaria se refiere a aquellas personas o parejas que han tenido un embarazo (aún si lo hubieren perdido)

¿Por qué una persona puede tener dificultades en lograr un embarazo con una pareja y no con otra?

La infertilidad se debe entender como un problema de la pareja y no del hombre y la mujer por separados.
La posibilidad o no de un embarazo dependerá de la suma de potenciales reproductivos de cada uno.

¿La infertilidad es un problema mayormente femenino?

No. Si bien anteriormente se consideraba que la mujer era la responsable de la mayoría de los problemas reproductivos y en ella estaban centralizados todos los estudios, hoy se sabe que en aproximadamente el 70% de las parejas que consultan por trastornos de su fertilidad se detectó alguna alteración en el espermograma del hombre.

¿Influye la edad en la posibilidad de lograr un embarazo?

En el caso de la mujer, la tasa de fertilidad disminuye a partir de los 35 años, y alrededor de los 40 se produce un brusco descenso en la posibilidad de gestación.

¿En qué momento se debe efectuar una consulta?

La mayoría de los médicos aconsejan efectuar la consulta luego de un año de búsqueda de embarazo sin utilizar métodos anticonceptivos y con relaciones en fecha ovulatoria. Sin embargo, si la mujer es mayor a 30 años y tiene algún antecedente ginecológico como ciclos irregulares, infecciones, etc. o si la pareja tiene antecedentes conocidos de alteraciones en el espermograma, es conveniente efectuar la consulta con anterioridad al año.

¿A quién se debe consultar?

Los médicos que tratan la infertilidad suelen ser ginecólogos, urólogos o endocrinólogos especialistas en Medicina Reproductiva. Es conveniente asesorarse con el médico de cabecera.

¿En qué momento del mes una mujer es fértil?

El día que la mujer empieza a menstruar se considera el día 1 del ciclo y alrededor del día 14 se produce la ovulación. Sin embargo algunas mujeres pueden ovular antes y otras después. El día de ovulación puede cambiar de mes a mes y es importante recordar que una mujer puede tener ciclos y no ovular.

¿Con qué frecuencia se debe tener relaciones sexuales?

Si bien las relaciones sexuales obligadas en determinado día terminan siendo muy traumáticas para la pareja, es necesario que las relaciones sean próximas al período ovulatorio. El aparato genital femenino tiene la posibilidad de almacenar espermatozoides durante muchas horas, por lo que no es imprescindible tener relaciones en el momento exacto de la ovulación.

¿Cómo puede saber una mujer cuándo está ovulando?

El método más simple y barato es la toma de la temperatura basal (ver en el texto). Otra posibilidad es el uso del test de ovulación que se compra en la farmacia y por medio de una simple medición diaria en la orina, la mujer puede saber con gran exactitud el momento ovulatorio.

¿Se puede conocer si una persona es fértil?

No existe ningún estudio que determine con exactitud la fertilidad de una persona. Los estudios pueden aproximar a un diagnóstico. Para que una pareja sea fértil se requiere que la mujer ovule y tenga sus trompas permeables y que el hombre produzca espermatozoides con capacidad de fecundar. Si bien esto puede estudiarse, que los resultados sean normales no necesariamente significa que una pareja vaya a lograr el embarazo. De la misma manera pueden existir alteraciones en alguno de estos estudios y lograrse la fertilidad.

¿Existe alguna evidencia de que la fertilidad está disminuyendo?

Sí, aparentemente el promedio de espermatozoides en los varones parece haber descendido en las últimas décadas y el número de pacientes que consultan por infertilidad ha aumentado. Esto último posiblemente pueda estar relacionado con una mayor difusión y conocimiento del tema. Sin embargo existen factores, como las enfermedades venéreas, el uso de DIU, los abortos, el retraso en el primer embarazo, etc. que pueden contribuir a un aparente aumento de la infertilidad.

¿Existe algo que se pueda hacer para mejorar la fertilidad?

Es difícil distinguir factores que pueden mejorar la fertilidad. Supuestamente los órganos reproductivos son muy sensibles a los cambios, por lo cual se cree que es importante un buen estado general y tratar de evitar tóxicos que puedan perjudicar la fertilidad, como son el tabaco, alcohol, drogas, ciertos medicamentos, el brusco descenso de peso, el ejercicio excesivo, el cansancio. Además una dieta balanceada permite el mejor estado del organismo.

¿El hombre que no tiene dificultades sexuales puede tener problemas en su fertilidad?

Sí. Las funciones reproductivas y sexuales son dos cosas distintas. La mayoría de los hombres con problemas de fertilidad tienen una función sexual totalmente normal.

¿Cuánto tiempo demoran los estudios?

Dependerá de cada caso, pero en general en 2 ó 3 meses se puede tener una clara aproximación de la situación. Sin embargo algunos casos pueden llevar más tiempo, especialmente si son motivos poco frecuentes o si resulta imposible hallar la causa aparente.

Al finalizar los estudios, ¿la pareja podrá saber si va a tener hijos?

Como se mencionó anteriormente no existe ningún test categórico de fertilidad. Si la mujer ovula y tiene sus trompas permeables y por su parte el esposo tiene espermatozoides, podremos decir que existen las posibilidades para lograr un embarazo y que posiblemente en forma natural o con algún tratamiento lo logren. Se sabe que 2 de cada 3 parejas que consultan por infertilidad y efectúan un tratamiento son capaces de tener un hijo.

¿La infertilidad es permanente?

Depende la causa. Hay situaciones que se mantendrán con el tiempo, sin embargo otras podrán ser transitorias. Hay muchas parejas que logran un primer embarazo con algún tratamiento y luego no tienen dificultades para la obtención de nuevos embarazos sin ayuda médica.

¿Los tratamientos por infertilidad son siempre de alta complejidad?

Muchas parejas logran el embarazo utilizando procedimientos simples. Menos del 10% de las parejas requerirá una técnica de Reproducción Asistida de alta complejidad.

¿En qué momento se debe pensar en realizar un tratamiento de Reproducción Asistida?

Generalmente se indica cuando los tratamientos convencionales han fracasado, cuando los estudios efectuados muestran que la única alternativa es una Reproducción Asistida, o cuando la edad no permita efectuar otros tratamientos.

¿Cuál es la técnica de Reproducción Asistida que conviene utilizar?

Esto dependerá del estado de las trompas, la calidad del semen y la edad de la mujer. En lo posible se comienza con procedimientos de baja complejidad como la inseminación.

¿La estimulación de la ovulación puede gastar los óvulos?

Los medicamentos que se utilizan para estimular la ovulación se utilizarán en aquellas mujeres que no tienen ovulación, con la finalidad de inducirla. Las mujeres que ovulen normalmente y en quienes será estimulada la ovulación para efectuar un tratamiento de Reproducción Asistida, la medicación sólo hará que crezcan folículos que normalmente tenderían a desaparecer; por lo que estas medicaciones no agotan el ovario ni aceleran la menopausia.

¿Son riesgosas las medicaciones para estimular la ovulación?

Si bien pueden producir algunos cambios como nauseas, retención de líquido, modificaciones en el ciclo, etc. éstos suelen ser transitorios. Algunos han dicho que puede incrementar el riesgo de cáncer de ovario pero no existe ningún trabajo que demuestre esto científicamente. Cuando se estimula la ovulación se debe controlar la respuesta ecográficamente, pues puede causar una respuesta mayor a lo esperado, ocasionando un cuadro denominado hiperestimulación ovárica. Por lo tanto, el uso de medicaciones para estimulación de la ovulación requiere un trabajo conjunto entre el médico y el paciente.

¿Cuáles son los riesgos de embarazo múltiple en los tratamientos?

En todo tratamiento en que se estimula la ovulación y se produce más de un óvulo puede existir un embarazo múltiple. Sin embargo, esto es mucho menos frecuente de lo que se cree. A fin de disminuir los riesgos, la estimulación ovárica debe ser controlada, y si se planifica para tener relaciones sexuales o para realizar una inseminación, generalmente el médico suspenderá el procedimiento si ve que se formaron 4 o más folículos. En el caso de la Fertilización In Vitro se transfiere un número limitado de embriones. De esta manera está calculado que de todos los embarazos logrados por Reproducción Asistida el 80% son de un embrión, un 18% de dos y el resto de más.

¿Los procedimientos de Reproducción Asistida requieren internación?

Actualmente la gran mayoría de los procedimientos se efectúan en forma ambulatoria. En el caso de la aspiración de los ovocitos se realiza una leve sedación, con una recuperación inmediata.

¿Qué hacemos si mi esposo tiene dificultades para obtener una muestra de semen?

Algunos hombres tienen dificultades en obtener la muestra el día del procedimiento por la presión que esto implica. Si esto ocurre o se sospecha previamente que puede ocurrir, se pueden criopreservar algunas muestras en días anteriores. Además resulta conveniente que consulte con el médico la posibilidad de utilizar alguna medicación que facilite la obtención.

¿Cómo puede ayudar el apoyo psicológico en el tratamiento de la infertilidad?

Los profesionales del área de salud mental con experiencia en el área de la infertilidad pueden dar una gran ayuda a las parejas que están realizando un tratamiento por infertilidad. Los tratamientos suelen ir asociados con ciertas situaciones como son la ansiedad, la depresión, la angustia que pueden ser mejor manejados con un apoyo especializado. Asimismo, puede ayudar en el manejo de conflictos de pareja o sexuales que pueden manifestarse durante el curso del tratamiento, también ayuda en la toma de decisión sobre las distintas alternativas.

¿Cuáles son las actitudes más frecuentes en la mujer?

Las mujeres suelen llegar a la consulta con una importante carga de ansiedad, y tanto los estudios como el tratamiento no facilitan la relajación que sería beneficiosa en todos los sentidos. Independientemente de la edad, la mayoría de las mujeres sienten que están teniendo una carrera contrarreloj y que se acaba el tiempo propicio para la reproducción. Casi siempre es mayor el deseo del embarazo que el miedo físico a las pruebas o estudios, y aquí se destaca la importancia de mantenerse informada, porque cuando una mujer conoce las pruebas a las que tiene que someterse, logrará sentirse con mayor tranquilidad.

¿Cuáles son las actitudes más frecuentes en el hombre?

Las principales quejas por parte de los hombres provienen de las circunstancias de tener que obtener varias muestras de semen y su método de recolección. Cuando la obtención de semen se realiza para algún tratamiento algunos hombres pueden sufrir un bloqueo. Es común que aquellos que presenten alteraciones espermáticas vean cuestionada su virilidad. Sin lugar a dudas, la posibilidad de poder lograr el embarazo por técnicas asistidas como el ICSI, ha disminuido el sentimiento de culpa de algunos hombres.

¿Cuáles son las actitudes más frecuentes en la pareja?

Las parejas sienten la presión social por parte de la familia, los amigos y el entorno para que tengan hijos. Algunas veces esto fortalece aún más a la pareja, pero otras veces pueden surgir fricciones. Al mismo tiempo, tienen que hacer frente a las demoras que conllevan los estudios de fertilidad y que agregan más ansiedad de la que ya poseen. También las relaciones sexuales suelen alterarse en función del deseo de gestación: con frecuencia se pierde la espontaneidad, y se supedita la sexualidad a la fertilidad.

¿Sufren alguna anormalidad los bebes nacidos mediante Reproducción Asistida?

Los seguimientos de los embarazos logrados por las distintas técnicas de Reproducción Asistida no muestran un incremento en los riesgos genéticos de los bebés. Existen miles de chicos nacidos. En todos los procedimientos no hay manipulación de material genético, sólo se trabaja con las células sin actuar sobre el material hereditario.

¿Cómo se seleccionan los donantes de un banco de semen?

Existe un estricto control para su selección. En Argentina, la mayoría son estudiantes que se ofrecen a entregar una muestra de semen periódicamente. Previo a ser aceptados como donantes se efectúa un chequeo general, infectológico y genético para evaluar posibles riesgos. Actualmente se utilizan muestras criopreservadas para evitar el riesgo de transmisión de enfermedades. Los donantes limitan su participación en los programas de inseminación hasta lograr un determinado número de embarazos.

¿Son normales los embarazos logrados por los tratamientos de Reproducción Asistida?

Los embarazos logrados mediante tratamientos son exactamente iguales a cualquier otro embarazo, por lo que la mujer debe hacer la misma vida y bajo los mismos cuidados que cualquier mujer embarazada.

¿Cuántos tratamientos de Reproducción Asistida se pueden realizar?

Teóricamente se pueden efectuar la cantidad de intentos que se quiera. Se solicita descansar por lo menos un ciclo entre cada intento. Sin embargo son pocas las parejas que realizan muchos intentos, ya que muchas logran embarazarse en los primeros. Por otro lado no hay que olvidar el desgaste físico, emocional y económico que limitará la repetición de los mismos. El médico informará a la pareja la conveniencia o no de proseguir con los intentos, según las conclusiones obtenidas en los procedimientos anteriores.

Contacto

Gracias por comunicarse. Nos pondremos en contacto con usted a la brevedad

Start typing and press Enter to search