Criopreservación

Criopreservación preventiva de semen

La criopreservación de semen consiste en  la conservación y mantenimiento de muestras de semen a bajas temperaturas (-196º C) en nitrógeno líquido.
Aunque muchos de los pacientes con cáncer de testículo, enfermedad de Hodgkin y otras enfermedades tienen una alta probabilidad de cura, los tratamientos (quimioterapia y/o radioterapia) frecuentemente ocasionan infertilidad permanente. La criopreservación es una opción viable para este tipo de pacientes debido a que gracias a los procedimientos de Reproducción Asistida se pueden obtener embarazos a término mediante la utilización de semen previamente criopreservado.

Algunos de los motivos por los cuales los pacientes pueden optar por congelar sus muestras incluyen:

  • Congelación pre vasectomía
  • Pacientes que se encuentren en tratamiento de reproducción y cuyos maridos no puedan estar presentes en el momento en que se necesite el semen
  • Pacientes en tratamiento de quimio o radioterapia
  • Muestras de mala calidad
  • Biopsia de testículos y aspiraciones de epidídimo
  • Eyaculación retrograda

Semen donante

La inseminación con semen donante es una opción válida para muchas causas de infertilidad, entre las que se encuentran:

  • Azoospermia
  • Oligospermia severa
  • Astenozoospermia
  • Teratospermia
  • Vasectomía con mal pronóstico de reversibilidad o fracaso de reversión quirúrgica
  • Enfermedad genética conocida del hombre
  • Mujeres severamente sensibilizadas al Rh con una pareja Rh positiva
  • Hombres con disfunciones eyaculatorias incorregibles y secundarias a traumatismo, cirugía, medicación, enfermedad neurológica, daño medular, etc.
  • Pacientes en tratamientos con quimioterapia o radioterapia

La utilización de semen donante es también una opción posible para mujeres solas.

Criopreservación de embriones y ovocitos

La vitrificación es una técnica que se utiliza para el congelamiento de ovocitos, embriones y blastocitos. Las muestras son almacenadas en nitrógeno líquido a -196 ºC. Este procedimiento permite vitrificar ovocitos de donantes de óvulos, pacientes que quieran posponer la maternidad por razones profesionales o porque simplemente están sin pareja; o pacientes que, por razones médicas (sometidas a quimioterapia o radioterapia), necesiten preservar su fertilidad.
Una de las principales ventajas de este método consiste en que para la transferencia de embriones congelados la paciente no tiene que volver a pasar por todo el tratamiento de estimulación ovárica. Con unas dosis de progesterona y una serie de controles ecográficos, estará preparada para la transferencia. Además esto disminuye los costos que tendrá que afrontar el paciente.

Vitrificar ovocitos cuando se es joven resulta sumamente ventajoso, ya que años más tarde estos tendrán la misma capacidad que la del día del procedimiento.